La página de inicio de tu web es la más importante de todas, ya que es por donde accede más del 90% de los usuarios.

Tener claro que debe incluir, para que los visitantes sepan exactamente a que te dedicas y que puedes hacer por ellos, es fundamental para tener una web de éxito.

Principales partes de una página de inicio

La primera parte, y que es común a todos los sitios web, es el logotipo de la empresa y el menú de navegación.

El más habitual es con el logotipo a la izquierda y el menú a la derecha. A veces encontramos el logo en el centro y el menú debajo o a en los laterales, haz clic aquí para ver un ejemplo.

Sea como sea, las principales partes que debe incluir la página de inicio de tu web son las siguientes:

Cabecera

En la cabecera, a parte del logotipo y el menú de navegación, debe tener el título y subtítulo que apoya la imagen o vídeo que tenemos en el fondo.

El título no tiene que ser muy largo, pocas palabras y un mensaje claro, es lo más importante. Dile a tu visitante cual es la necesidad que cubre o las ventajas que tiene tu producto o servicio.

El subtítulo debe apoyar al título y debe aclarar que es exactamente a lo que te dedicas o que producto o servicio vendes.

También puedes añadir un texto complementario con una frase más emotiva y que despierte el lado más emocional de nuestro visitante.

Servicios o productos

Los servicios o productos es lo siguiente que debemos contar a los usuarios que acceden a nuestra web.

Detallar brevemente, con dos o tres líneas de texto cada uno de los servicios o productos que ofrecemos. Acompañaremos estos textos con un botón que redirija a una página donde lo desarrollaremos más extensamente.

Si tienes un número muy grande de productos o servicios, más de 6 o 8, es aconsejable destacar los más importantes y poner una llamada a la acción para que conozcan el resto.

Casos de éxito y opiniones

Las opiniones de clientes es uno de los principales factores de decisión que llevan a los usuarios a contratar o comprar un producto o servicio.

Añadir un apartado con opiniones de clientes o casos de éxito en el cual expliquen como les ha ayudado tu producto o servicio, es una estrategia muy potente que debes utilizar en la página de inicio de tu web.

Evidentemente, estas opiniones o casos de éxito deben ser reales, e incluir el logotipo de la empresa o la imagen del cliente.

Llamadas a la acción

Una página web debe tener un propósito o un objetivo que responda a una acción concreta que queremos obtener del visitante. En algunos casos será obtener su email de contacto, que se suscriba a nuestra Newsletter y en otras comprar un producto o que nos contrate un servicio.

Para ello debemos incluir un CTA (Call to Action), una llamada a una acción concreta que nosotros definamos.

Esta sección tiene que ser llamativa, con colores que destaquen y que incluya una frase y un botón que inviten a tomar una acción.

Otras partes que debe incluir la página de inicio

Ya te hemos contado las principales partes que debe incluir la página de inicio de tu web.

Vamos a repasar los conceptos que hasta ahora hemos visto:

  • Cabecera: Títulos y subtítulos claros y atractivos.
  • Servicios o productos: Breve descripción de nuestros productos o servicios.
  • Casos de éxito y opiniones: Opiniones de clientes y proyectos exitosos.
  • Llamadas a la acción: Recabar emails, o ventas de productos y servicios.

Cada caso es distinto y puede requerir de otros elementos que complementen a los que ya hemos hablado.

Entre estos de los elementos que debe incluir la página de inicio de tu web pueden ser estos otros:

Artículos del blog

En muchas páginas web, tienen un blog, donde cuelgan artículos de interés para su potencial cliente y que son la base de su captación de leads.

Además de que ayudan al posicionamiento de la web, también se utilizan para compartir en las redes sociales para atraer tráfico.

En estos casos, es bueno incluir un banner que muestre los últimos artículos publicados, acompañados de un botón que lleva a la página del blog.

Ofertas y promociones

Si tenemos ofertas que habitual o puntualmente ofrecemos a nuestros clientes, es buena idea habilitar una sección para ello.

Este tipo de apartados debemos diseñarlos con unas imágenes muy llamativas y dejar claro de que se trata la oferta y sus ventajas. Siempre acompañado de un botón o un formulario de contacto, este último, con el mínimo de campos posibles.

Ebooks o catálogos

Si ofrecemos ebooks o catálogos para que se descarguen nuestros clientes. En este caso, una imagen del recurso a descargar junto con un botón será suficiente.

Si el ebook es un lead magnet, deberá incluir el correspondiente formulario.

Datos de interés

Si nuestra empresa ha conseguido hitos o premios que es bueno destacar, ya sea por mostrar su posición en el mercado o su grado de experiencia, también lo incluiremos.

Datos del tipo, número de clientes, años en el sector o grado de experiencia de especialidades concretas, son los más comunes en esta sección.

Conclusion

En conclusión, una buena planificación de cuales y cuantas partes debe incluir de estas que te hemos contado, es el primer paso que hay que hacer. Una vez tengamos claro cuales pondremos de todos estos, y en que orden colocarlos, pasaremos a la fase de diseño.

Eso si, con imágenes optimizadas, un estudio SEO con palabras clave definidas y unos textos atractivos, harán una página de inicio de éxito.

Artículos que también te pueden interesar

Pin It on Pinterest

Abrir chat