Hay muchas razones para crear un sitio web, pero sea cual sea el objetivo perseguido es importante conocer el tráfico que está recibiendo la página. Para eso precisamente es para lo que nos sirve la analítica web, como por ejemplo Google Analytics. Si utilizamos bien los datos que obtenemos de ella, podemos conseguir que nuestro site sea todo un éxito.

¿Qué implica la analítica de un sitio web?

Ya tienes tu página online y sabes que estás recibiendo tráfico, pero ¿no te resultaría más práctico tener la mayor información posible sobre tus visitantes? Esto te ayudaría a crear contenido o a mostrarles los productos y servicios que de verdad les interesen.

La analítica web no es otra cosa que hacer una monitorización del tráfico que llega a un sitio. De una forma más técnica podemos definirla como el proceso orientado a medir, procesar y analizar el tráfico que llega a una página web

¿Cómo se lleva a cabo un análisis de este tipo?

Definir objetivos

Antes de empezar a monitorizar algo has de tener claro qué es lo que estás buscando con tu web y cuáles son tus objetivos en cuanto a tráfico.

Además, es importante que te marques un tiempo para alcanzar esos objetivos. Trabajando con plazos cortos y medianos la monitorización te resultará más sencilla y no te juntarás con demasiados datos para analizar.

Escoger la herramienta de monitorización

Aquí se te abre un mundo de posibilidades con cientos de opciones entre las que puedes elegir. Eso sí, cuanto más claros tengas los objetivos que quieras conseguir más fácil te resultará encontrar la herramienta que mejor se adapte a lo que necesitas.

No olvides que deberás configurar la herramienta elegida para que mida justo aquellos parámetros que quieres conocer. Puedes obtener datos de cuestiones tan diversas como el país del que proceden las visitas, URL más visitadas, tráfico procedente de las redes sociales, tiempo que pasan los usuarios en cada página, modos de acceso (ordenador o móvil), etc.

Analizar los datos

De nada va a servirte hacer una analítica completa de tu página si no estudias los datos obtenidos. Pero debes ir un paso más allá: tienes que ser capaz de analizar esta información para desarrollar acciones de inbound marketing y de creación de contenido que sean capaces de llevar más tráfico a tu web y conseguir más conversiones

Cómo usar la analítica web en acciones de marketing

La clave para vender cualquier producto o servicio está en conocer al cliente potencial. Pero cuando tienes un negocio online no mantienes un trato directo con la clientela, por lo que conocer su perfil es algo más complicado. Sin embargo, tienes las herramientas de análisis web a tu disposición para suplir esa falta de conocimiento cara a cara.

Los datos que arrojan las herramientas de monitorización son suficientes para que conozcas mejor a tu público y qué es lo que más le gusta y lo que menos. Si conoces sus gustos puedes ofrecerles justo aquello que están buscando.

Por ejemplo, si tienes una web de venta de ropa con un blog y has notado que tu artículo sobre cazadoras vaqueras tiene mucho tráfico, está claro que este producto gusta. Puedes crear nuevo contenido para el blog hablando de temas relacionados, añadir nuevos productos a la sección de moda vaquera de tu web, crear ofertas especiales, etc.

La información es poder

Este viejo dicho cobra mucha importancia en el mundo del marketing digital. Cuanto mejor conozcas a tu público más fácil te resultará llegar a él y conseguir una venta. La analítica web es tu mejor arma para obtener la información que necesitas. ¿Todavía no la aplicas en tu estrategia digital? Ponte en contacto con nosotros y te implementaremos la tecnología necesaria

Artículos relacionados

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir chat